sábado, 28 de noviembre de 2015

terminando el recorrido






queridos alumnos:

los profes de EDI queremos agradecerles el haber compartido este nuevo espacio,  el cual resultó ser enriquecedor para todos.
Fue una experiencia maravillosa haber transitado, reflexionado, debatido juntos "sobre  las problemáticas de las culturas juveniles."





Les deseamos unas muy merecidas, divertidas y felices vacaciones



emociones


Hablamos de las emociones primarias, ¿sabemos reconocerlas en nosotros, en los otros, las podemos manejar?
¿qué métodos utilizamos?

¡Vimos la película Intensamente!

Sinopsis 

Como muchos de nosotros, Riley, a sus once años de edad, es guiada por sus emociones: Alegría, Desagrado, Temor, Furia y Tristeza. Hasta ahora ella ha sido una niña feliz porque Alegría siempre ha tenido
todo bajo control. Riley ama su hogar en Minnesota, tiene una gran relación con sus papás y vive para jugar hockey con su mejor amiga.

Un día las cosas cambiaron: Riley y su familia recorrieron miles de kilómetros para mudarse a San Francisco. La vida de Riley se puso de cabeza de un día para otro y sus emociones aún siguen mareadas.

Aunque el mundo de Riley se salió intensamente de control, Alegría, Desagrado, Temor, Furia y Tristeza te contarán, desde su perspectiva, su divertida versión de la mudanza.

Alegría. ¡La mudanza a San Francisco fue increíble!Ha sido una de las mejores aventuras que hemos tenido.

Desagrado. ¡Me da igual!Ya lo superé.

Temor. Fue una experiencia horrible. ¡Casi no salimos vivos de esta!

Furia. ¿Increíble? ¡Les enseñaré lo que es increíble!¡Grrrrrrrrrrrrrrr!

Tristeza. Cuando recuerdo lo que vivimos me sumerjo en una ola de melancolía.





lunes, 5 de octubre de 2015

Los adolescentes fuman casi tanta marihuana como tabaco

http://www.clarin.com/sociedad/adolescentes-fuman-marihuana-tabaco_0_1440456112.html


Los adolescentes fuman casi tanta marihuana como tabaco

Adicciones
Así lo revela el último informe del Sedronar, que compara datos entre 2011 y 2014. Entre los estudiantes porteños, el consumo de cannabis creció 46,7%.
Los adolescentes fuman casi tanta marihuana como tabaco. Según el último informe del Sedronar, que aborda datos entre 2011 y 2014, el consumo de marihuana entre estudiantes secundarios de la Ciudad de Buenos Aires creció un 46,7%, lo que lo ubica en un índice similar al del consumo de tabaco.
Los números del Sedronar surgen de una encuesta nacional que realiza en establecimientos de enseñanza media. El trabajo también revela que en entre los años 2011 y 2014 las chicas de colegio secundario duplicaron su consumo de marihuana. En consecuencia, fuman prácticamente a la par de los varones.
La encuesta revela además que el 30% de los estudiantes del último año del colegio fuman marihuana en forma cotidiana.
Según el trabajo del Sedronar, el consumo de marihuana tiene una incidencia promedio de 17,6%. En 2011 era de 12 por ciento. Y en 2009 era  de 12,9 por ciento. Estos datos muestran a las claras que en los últimos años se disparó el consumo de marihuana, lo que la convierte en la droga ilegal más utilizada y que, de seguir así, en un plazo no muy largo podría superar incluso al consumo de tabaco.
Actualmente, mientras el consumo de marihuana es del 17,6%, el de tabaco es de 21,7. La diferencia es que el tabaco viene en tendencia descendente a partir de las prohibiciones y condena social que se ganó a fuerza de campañas antitabaco. 

domingo, 27 de septiembre de 2015

TOMAR HASTA QUEBRAR

Tomar hasta “quebrar”, una moda peligrosa entre los jóvenes
La mayoría admite que empieza a consumir alcohol antes de los 16 años.El 66% admite que bebe de más. Surge de una encuesta a la que accedió Clarín. Alertan sobre casos de bullying contra los que no se suman a la “diversión”.
·        Martín Grosz

Con el paso de las generaciones, el hábito de emborracharse viene ganando terreno entre los argentinos. Si hace varias décadas tomar “hasta quebrar” era algo esporádico y minoritario, incluso vergonzoso, hoy, para los más jóvenes, se volvió parte indiscutible de la diversión. Una verdadera moda que, pese a sus peligros, cuenta con la necesaria “complicidad” de los adultos, según distintas investigaciones.
Un estudio nacional de la Universidad Siglo 21, al que Clarín accedió en exclusiva, revela que hoy dos tercios de los jóvenes ya saben lo que es pasarse con el alcohol. El 66,5% de los consultados con edades entre 18 y 30 años admitió que alguna vez se embriagó. Y la gran mayoría de ellos (más de 8 de cada 10) afirman que cayeron en esas intoxicaciones “ocasionalmente” o “muchas veces”.
De acuerdo con el sondeo, en generaciones anteriores, los que bebieron alguna vez hasta llegar al estado de ebriedad son muchos menos: entre los adultos de 51 a 60 años, sólo el 30% dicen haberse excedido con el alcohol. Y la mitad de ellos dijo haberlo hecho apenas una vez en su vida.
El consumo de alcohol, entonces, hoy es más intenso. Pero también arranca mucho antes. En promedio, según el trabajo, los jóvenes actuales manifiestan haber tomado alcohol por primera vez, en promedio, antes de cumplir los 16 años. Es casi 3 años antes que la edad de inicio declarada por quienes hoy son adultos mayores. Por otra parte,los más jóvenes indicaron que tuvieron su primera borrachera unos cinco años antes.
“Todo parece haberse adelantado. Los argentinos empiezan a tomar de un modo más prematuro. Y cuando empiezan a consumir, el abuso también se produce más temprano”, concluye Gabriel Escanés, magíster en Demografía e investigador de la Universidad Siglo 21, a cargo del estudio.
Las revelaciones van en línea con otras investigaciones recientes. Según encuesta de la Sedronar hecha el año pasado, el 70,5% de los estudiantes secundarios consumió alcohol alguna vez. Pero hay algo más llamativo: entre los chicos de 13 y 14 años, el 50,7% dijo haber probado el alcohol y un 32,2% dijo haberlo consumido en el último mes. Cinco años antes, esto último lo había dicho sólo un 25,4%.
Lidia Gilgun, especialista en psicología clínica con adolescentes y toxicomanía, asegura que hoy el alcohol “está integrado a la diversión en todas las clases sociales y no existe ningún cuestionamiento al respecto”.
“Los adolescentes, dentro de sus grupos de pares, son presionados para consumir alcohol. Esta presión siempre existió, pero en los últimos años se volvió mucho más feroz y violenta: una verdadera forma de bullying. Se impuso una lógica por la cual muchos chicos que quizás no tomarían hasta emborracharse lo terminan haciendo para no ser segregados. Para no recibir todo tipo de agresiones, simbólicas y físicas. Porque saben que, si se muestran diferentes, los costos son cada vez más grandes”, añade la experta, que también lidera la ONG Psicólogos Sin Frontera.
Y destaca a la vez el hecho de que actualmente los excesos de alcohol suelen producirse en “las previas”, reuniones que se realizan en la casa de uno de ellos. “Eso implica que los adultos aceptan y convalidanque eso ocurra, y también los dejan ir a boliches con canilla libre de alcohol, aparentemente sin conciencia de los peligros”, deduce.
Marta Braschi, toxicóloga del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y del Hospital Alemán, ve a las claras las consecuencias de esto cada noche en las guardias. “En los últimos años, los casos de intoxicación alcohólica que atendemos pasaron a ser bastante más severos y se producen a edades cada vez más tempranas”, afirma.
“Sucede que hoy, en las previas, los chicos ya no toman cerveza, como en otras épocas. El consumo se volcó hacia bebidas de mayor graduación como vodka, tequila y fernet, en mezclas que a veces también incluyen pastillas o cocaína. Lo más llamativo es como los padres minimizan todo, incluso cuando el chico llega a un coma”, comenta la toxicóloga.
Durante la borrachera, explica Braschi, cambian la temperatura corporal y la frecuencia cardíaca, sube la presión y se puede sufrir arritmias, gastritis y cefaleas. Además, al perder el control del cuerpo, crece el riesgo de accidentes. Pero lo más preocupante, advierte, son los efectos a largo plazo de embriagarse en forma frecuente. Porque a los daños en el hígado y el estómago, se suma un deterioro neuronal que puede afectar para siempre las capacidades cognitivas.

http://www.clarin.com/sociedad/borracheras-jovenes-moda_peligrosa_0_1438056254.html

NOTICIA DEL DIARIO cCARÍN DEL 26/09/2015


Ver video

Entrevista a la psiquiatra Geraldine Peronace 


http://www.clarin.com/politica/nueva-efedrina_3_1439286097.html




lunes, 7 de septiembre de 2015

Producción de alumna



Ese es una producción de Victoria de 1° 3° sobre los contenidos de EDI

¡¡¡felicitaciones!!!

para disfrutar

https://drive.google.com/file/d/0BzXiVaX1k1ufRUs1Mm4wOFJPX1k/view





miércoles, 26 de agosto de 2015

Todos somos diferentes


El aceptar las diferencias, culturales, religiosas, de elección sexual, de distintas formas de pensar, de ser......
El bullying, ser parte del grupo, ser el acosador, el no comprometernos, el no aceptar al otro como es .....

Discriminar a otra persona, por no ser como yo.

Tener prejuicios.

No escuchar, no ayudar, no comprender, no respetar.

¿qué clase de persona soy?

¿cómo me comporto con un par, con otra persona ?

¿Me coloco en el lugar del otro?

¿Escucho al necesitado? ¿Me comprometo? ¿brindo mi ayuda?
¿comparto mis problemas? ¿confío en otros?

Para reflexionar, debatir, reconocer nuestras conductas y nuestra forma de comunicarnos con el entorno que nos rodea.


Video presentado por una alumna ,
felicitaciones, muy interesante.






jueves, 20 de agosto de 2015

Grooming

GROOMING



LAS REDES SOCIALES son el vehículo utilizado para contactar a las víctimas.
Facebook, donde se intercambian fotos e información
El grooming comprende todas las conductas on line que son utilizadas para ganar la confianza de niños y adolescentes, teniendo una identidad falsa, creando empatía, utilizando el lenguaje acorde a la edad, brindando contención emocional, creando lazos de confianza para luego cometer abusos sexuales.
Como resulta haber sucedido con el reciente caso de la adolescente Ludmila

http://www.infonews.com/nota/243079/detuvieron-en-san-isidro-al-jardinero-que-secuestro-y-abuso-de-ludmila
Victor Jorge Grados Vilca fue arrestado en San Isidro. Contactó a la menor por Facebook y entabló una relación desde hace 5 meses. 
Detuvieron al jardinero de 45 años, identificado como Victor Jorge Grados Vilca, quien era buscado tras la desaparición de Ludmila Di Venuta, la adolescente de 15 años que apareció ayer en la localidad bonaerense de Tortuguitas tras estar desaparecida por una semana, está detenido en San Isidro.
Vilca está acusado de "abuso sexual, corrupción de menores y privación ilegal de la libertad". Este tarde fue detenido cerca de los tribunales de San Isidro. 


La ley 26.904 promulgada en 12/2013, incorpora al Código Penal Argentino un nuevo delito que es  conocido internacionalmente con el nombre de grooming”,que deriva de la palabra inglesa grooming .cuya traducción al español sería similar a conductas de  acercamiento, preparación para un fin determinado . 
Es decir, una serie de actos o conductas ejecutadas por un mayor con el objetivo de ganarse la confianza de un menor de edad y de tal modo entablar una conexión sentimental o emotiva que le permita posteriormente –en términos genéricos- abusar sexualmente de ese menor.
          El texto en delitos argentinos se ubica como una conducta lesiva de la integridad sexual, en el art. 131 del Título III del Código Penal.-

Art. 131: “Será penado con prisión de seis (6) meses a cuatro (4) años el que, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma”.-



https://www.youtube.com/watch?v=3hPhQ1CHrCU






domingo, 16 de agosto de 2015

el cuerpo: belleza - consumo



El cuerpo ¿es utilizado como el ideal de belleza o de consumo?





La mujer bajo el prisma de Photoshop: ¿Cómo cambia el canon de belleza en cada país?

Superdrug Online Doctor, servicio médico británico basado en Internet, ha hecho un experimento para ver cómo varía la percepción de la belleza en diferentes países. Con este fin, pidió a diseñadores gráficos de 18 naciones que aplicaran Photoshop a una misma imagen de una chica con el objetivo de que represente el canon de belleza de este país y resulte atractiva para los residentes del país del diseñador. En esta galería puede apreciar el resultado del experimento


http://actualidad.rt.com/galerias/183221-mujer-photoshop-belleza-distintos-paises

 Y VOS  ¿ CÓMO TE VES ?


resultado del T.P. chau tabú



ESTOS SON ALGUNOS DE LOS RESULTADOS DEL PRÁCTICO SOBRE LA LECTURA DE LA PÁGINA CHAU TABÚ/ TEMA SALUD

ALGUNAS REFLEXIONES de los alumnos
  • Yo no me enamoro del sexo de la persona, sino del interior de ésta.
  • Es mejor ser odiado por lo que uno es que por lo que uno no es.
  • el preservativo te protege contra el embarazo y las enfermedades de trasmisión sexual.
  • La violencia hacia la mujer no es una muestra de MACHISMO  sino de COBARDÍA.
  • Cuidarse es prevenir
  • Hay que cuidarte por tu salud y la de tu pareja
  • Hay que ocuparse antes por saber los distintos tipos de métodos anticonceptivos que dejarse llevar por el momento y tener un embarazo NO deseado.
  • El acto sexual tiene que ser algo seguro, siempre, respetando y cuidando nuestro cuerpo y el de la otra persona.
  • ¡siempre con CUIDADO!
  • El uso de métodos anticonceptivos es fundamental, podes prevenir embarazos no deseados y hasta morir por enfermedades de trasmisión sexual. ¡Alguien que no sabe está expuesto!
  • No más embarazos de chicas adolescentes (ahora entre los 12 y 17 años algunas , ya son madres). por no cuidarse, sean vivas chicas y protéjanse, más con las infecciones que se trasmiten. No cometan más errores, ¡¡¡protéjanse!!!
  • Los menores de 14 años, tenemos derecho de consultar a un médico, acompañados o solos. Si el cuerpo de una mujer a esa edad puede tener hijos no significa que psicológicamente a esa edad estemos preparadas para ser madres, en esta etapa de la adolescencia puede que no estemos capacitadas mentalmente para ser responsables de otra vida. 



domingo, 9 de agosto de 2015

Como blindar celulares y tablets





COMO BLINDAR CELULARES Y TABLETS 
Si en este momento alguien tomara nuestro teléfono celular o nuestra tablet y se lo llevara, ¿a qué información accedería? 
Si no tenemos una contraseña de bloqueo –ya sea un PIN, o un patrón es posible que automáticamente pueda ver el contenido de nuestro correo electrónico, recorrer nuestras fotos y videos e incluso realizar llamadas a nuestro nombre (si agendamos los contactos como Papá o Mamá nos arriesgamos, además, a un secuestro virtual). Entonces, el primer paso para blindarlo es contar con un bloqueo en la pantalla robusto, es decir, con una contraseña que no sea fácil de descubrir. En el caso de un robo, además, existen aplicaciones para conocer la ubicación del equipo gracias a su GPS. Con esa información uno puede acercarse a una comisaría y radicar la denuncia. En el caso de Android, Google ofrece la app Android Device Manager mientras que Apple tiene Buscar mi iPhone y Windows Phone tiene Encuentra mi teléfono, todas gratuitas. También hay apps más específicas que ya vienen instaladas de fabricantes como Motorola, Samsung y LG, entre otros, y opciones como la app Prey, que enciende la cámara para tomar fotos y subirlas a la web y hace sonar una alarma. Si no podemos recuperarlo, con estas mismas aplicaciones podemos borrar nuestros datos a distancia. Debemos activar la función ni bien compramos el teléfono y, una vez que nos lo roban, ingresamos a una web desde donde formateamos su memoria y, en algunos casos, incluso lo inhabilitamos para su uso. Además, hay que informar a nuestra compañía telefónica el IMEI de nuestro equipo, una suerte de DNI del aparato, para que impida que vuelva a ser usado.
http://www.clarin.com/viva/Revista_Viva-proteccion-datos-internet_0_1409259188.html

Mundos ïntimos Abuso sexual infantil

http://www.jus.gob.ar/atencion-al-ciudadano/atencion-a-las-victimas/violencia-sexual.aspx

Brigada Móvil de Intervención en Urgencias con Víctimas de Delitos Sexuales

LLAMANOS AL: 4958-4291 - 4981-6882 - 4958-3982

Denuncie en la comisaría más cercana cualquier ataque sexual. Cuenta con la presencia de la Brigada Móvil para asistirla. La atención está garantizada durante las 24 horas los 365 días del año. Actúa sólo en C.A.B.A.

Mundos íntimos: De chico, fui abusado

Una marca que no se borra.A los siete y a los nueve años, el autor –hoy una figura mediática reconocida– sufrió abuso sexual por parte de dos muchachos de su barrio. Ahora se atreve a contar cómo esa experiencia aún le hace pensar que una caricia siempre puede ser una vejación y habla de la soledad que vivió: en su caso no hubo una familia o una comunidad que quisieran ver qué pasaba. Por Franco Torchia
En diciembre, en Milán, pasé una tarde entera buscando datos sobre él en internet. No sabía si quería encontrármelo personalmente o no, pero quería al menos buscar referencias suyas después de más de veinte años de aquellas siestas de mediados de los años 80, cuando salía a la puerta de la casa de su abuela tipo dos de la tarde y asomaba su cabeza con intimidación y certeza: con 5 años más que yo, él me miraba de lejos yme obligaba en silencio a “jugar a los novios” en el galpón de atrás, tirados sobre colchones viejos sin funda, mugre y restos de botellas de vidrio con salsa de tomate.
En el último tiempo había creído escuchar que se había convertido en empleado de una galería de arte, asesor de imagen o diseñador de indumentaria sin título. Y que se había ido a vivir en pareja con otro hombre allí, a Milán. 
En marzo de 1990, su familia –padre, madre, su hermana y él– remató el chalecito de dos plantas de Ensenada, la ciudad en el que los dos crecimos: “Si gana Menem, volvemos a Italia” había sido la promesa. Cumplieron: huyeron nomás hacia Boloña y nunca más volvieron a vivir a la Argentina. 
Tarde gris de Navidad en Vía Tortona y nada: el buscador no devolvía ningún dato. Pensé: yo tenía siete años y al principio debe haber habidoun primer ataque al que me resistí, con aceleración de ritmo cardíaco y la seguridad de estar cometiendo un delito. Él era rellenito, blanco, ruliento y muy sexual: tenía cada posición sexual predeterminada. Me obligaba a desnudarme por completo y manejaba cada asalto con deseo y sabiduría: había detectado mi orientación y conocía de memoria el buen uso y las costumbres de una aldea fabril y petrolera, con padres sobreocupados, madres atentas a la cera de los pisos, ningún psicólogo a la redonda, colegios católicos dirigidos por sacerdotes adictos al videotape porno y un suburbio creciente. 
¿Cómo era posible que él, que había optado por desfilar en el último corso del barrio como novio al borde del “Sí, quiero” de mi hermana Gabriela, fuese el mismo que trastornaba así el desarrollo de mi sexualidad? 
Una de las primeras veces que “jugamos a los novios” descubrí sus pelos de púber y su aliento desesperado. Fue directo a mi entrepierna. Entre visillos, dio vuelta mi cuerpo para manosearme aún más, mientras yo le imploraba detenerse. Pasó media hora y su abuela salió del garaje: con el ritmo aletargado de una campesina de posguerra arrojada con resignación al más rústico de los destinos bonaerenses, enfiló de a poco hacia el cuartito. Su andar nos dio tiempo de volver a vestirnos y hacer de cuenta que en ese escondite no había pasado nada. 
A partir de entonces, si después de mis mañanas en el colegio salesiano yo salía a la vereda, la acción era signo inequívoco de ganas: él era una figura amenazante y su abuso giraba alrededor de nuestra asimetría. Tildado con susurros como el mariconazo más alevoso de la cuadra, había impunidad y altanería en su identidad: yo con siete y él con doce o trece y una madre sobreprotectora que forjaba su seguridad, aunque corriesen otros tiempos históricos que le impidieran autoproclamarse puto. 
¿Qué habrá sido de su vida? ¿Vivirá acá al lado, cerca o ya habrá abandonado Milán? ¿Yo debería aprovechar que estoy en su ciudad, enfrentarlo y cobrarle el crimen? No había ninguna cuenta en redes sociales con su nombre. Tampoco fotos. Con la RAI de fondo y al borde del abandono, la epifanía de una página web de perfiles profesionales y curricula vitae interrumpió el misterio: ahí estaba, finalmente,encargado de marketing en locales de grandes marcas de ropa. No había ni una foto de perfil pero un link me llevó a otro link que me llevó a su vez a una imagen de la Semana de la Moda de París en 2011, cuando él y un colega concentraron la atención de la prensa con tacos altos y pantalones ajustados: parece que el celebrado “femme style” volvió por su culpa. 
Cayó la noche: no tenía sentido topármelo o forzar un cara a cara. Nada para decir. No sentía que enfrentarlo iba a darme nada pero sí contarle a Tomás, mi esposo, por qué había estado tantas horas conectado quizás para que me conociera aún un poco más.
Mi relación con el poder fue determinada por los abusos que él cometió conmigo: instalar confusión y teñir de falso consentimiento situaciones en las que prima la desigualdad. Siempre acaté, por las dudas. Mis relaciones (afectivas, escolares, sexuales y laborales) fueron sobre todo fenómenos opacos. Sospecho que él me quería y me deseaba: razones suficientes para sentirse inocente, habrá creído. Eso se hizo extensible al resto de mis días: para mí, la caricia siempre encubre su reverso, una vejación. Sin embargo, la primera violencia de género que padecí no fue la suya sino la que antecede a estos arrebatos: la asignación de mi género. 
Nací “varón” y me pusieron “varón” en la partida. Mis padres hicieron lo que había y aún hoy hay que hacer: cumplieron con el primer desencadenante de un sinfín de explotaciones a las que el Estado somete a las personas. Nunca me sentí varón y mucho menos mujer: soy apenas una subjetividad irreductible, pero en el DNI mi sexo sigue siendo masculino. En la Argentina, incluso después de la Ley de Identidad de Género, sólo se puede ser dama o ser caballero. Como en los baños. Así de esclavizante.
Fue mi mirada triste la que, algunos años después, le debe haber hecho percibir a otro muchacho de la zona que él también podíasumergirme en un abismo irreparable. El Club Regatas La Plata, al costado de villas miserias, a metros de Punta Lara y Río Santiago, reunía a aquellas familias que sin acceder a una casa quinta propia, vivían en sus predios el sueño británico de practicar deportes acuáticos y saberse a cargo de una segregación socioeconómica. Yo ya tenía 9 o 10 años y como mi hermana se resistía a ir, mi madre me obligaba a hacer valer la cuota mensual pagada con la inagotable fuerza de trabajo de mi padre.
Perteneciente a un clan familiar “de apellido”, andaba siempre en shorcito y cuero. Era un adolescente vivaz e inquieto: tenía 17 o 18, las horas al sol tatuadas en toda su piel y un cuerpo fibroso y terso. A las siete de la tarde mi madre me mandaba a duchar al vestuario de hombres porque a las ocho venía el micro que nos llevaba de vuelta a casa. Hasta cierta edad, los niños podían acompañar a sus mamás al vestuario de mujeres: yo ya había pasado ese límite. Tenía que hacerme hombre. 
Una vez, él salía de ducharse y desde el ala de enfrente de los roperos de madera empezó a chistarme. Me di vuelta y lo vi: estaba zarandeando su pene de izquierda a derecha, de pie y con las piernas bien abiertas, haciéndome un gesto cómplice, como el de aquel que ve aminorada la bestialidad de su acto por la ilusión de connivencia. Me recuerdo estaqueado, sin poder mover la nuca ni desviar los ojos del piso de granito vestido con restos de jabón. Hice “no, no, no” con mi cabeza y él insistió, hasta que el desfile de contadores y médicos con toallas húmedas frenó su acecho.
Huí en silencio, sin bañarme. Bajé y le pedí a mi madre que me dejara bañar en nuestra casa. Ella no lo entendió: pagaba por mes para usar a full las instalaciones y consumir ahí gas y agua caliente, entre otros servicios públicos ya diezmados por el alfonsinismo. “¿Qué te pasó? ¿Qué pasa que no te quisiste bañar acá?” preguntó furiosa. No supe responder.
Quise dejar de ir al club, pero mi verano incluía un único plan. El Club Regatas conserva la forma arquitectónica de un barco, con proa, popa, camarotes y pisos varios. A partir de ese debut trunco, el nuevo abusador comenzó a seguirme por cada recoveco: no hablaba. Me miraba. Se hacía presente de forma imprevista, cerca del buffet, en alguna de las piletas o detrás de un árbol. Se encargaba de aparecer y su ultimátum era su mera aparición: “Acá estoy, es obvio que gustás de mí y te morís por besarme. Viste mi pito y te encantó. Ya no podés zafar”: eso parecía decirme. Y eso me decía, porque cuando logró convencerme, me llevó al último piso y me besó con lentitud. Me hundió en un torbellino tan cruel que hasta se permitió simular amor. 
Yo iba y venía mucho más temeroso que antes. Fui víctima por más de diez días de su aprovechamiento: en una ocasión, le pedí ayuda a dos señores que se cambiaban a mi lado. En verdad, no pude decirles nada pero algo entendieron. Entonces lo arrinconaron y le pidieron que se dejara de joder conmigo: siempre me llamó la atención que ninguno de esos padres me preguntara por mi familia. Yo vivía con mi padre, mi mamá y mi hermana, aunque no parezca. Aunque no estuvieran. 
No podía más: él ya había obtenido mucho de mi cuerpo de casi una década de vida. Le dije a mi madre que ese día, a la hora de ir bañarme, le iba a decir algo muy importante. Y no sé cómo le conté. Le conté algo. Ella dijo: “Bueno”. 
Al otro día, me llevó a la casa de una de sus primas, de profesión psicopedagoga: delante de ella y de sus hijas expuso mi caso, mientras mi vergüenza y mis nervios me obligaban a esconderme atrás de los sillones del living. Al poco tiempo, concertó una reunión en la casa de unos vecinos. Mi madre se había enterado de que el mayor de los hijos de ellos había estado de campamento con el sujeto en cuestión y quería advertirlos: no iba a ser cosa que a ese muchacho le pasara lo mismo que a mí. “No tengo nada malo para decir de él”, dijo el camarada de mi abusador delante de mi llanto inmortal. 
Me pasé al Club YPF y crecí. Tenía 21 cuando mi madre, al volver de Regatas, me dijo: “¿Te acordás de ese chico con el que vos tuviste aquel problema, aquella vez? Él … sí, él … bueno, me enteré que se hizo travesti”. 
No exploré mi sexualidad durante mi adolescencia; tampoco durante mi primera juventud. ¿Cuándo fue mi primera vez? Nunca puedo contestar esa pregunta. Durante años creí que ya había tenido demasiado sexo de chiquito, a muy temprana edad, y que podía vivir el resto de mi vida sin practicar o descubrir nada: para mí ya había habido demasiado, con obstrucción y tortura. 
Un calvario merecido por ser diferente, sentirme solo y atreverme a obedecer las órdenes de dos responsables sueltos. No tenía opciones ni interlocutores. 
Por no ser un varón clásico, pagué con daño y desconsuelo. Y hoy soy el que habla: mi voz como la voz de un agraviado sustituye el testimonio del agresor. Quienes han padecido saben que, encima, al sufrimiento hay que ponerle palabras y contarlo: para seguir vivos, sí; y para ocupar un espacio verbal que deberían ocupar los que abusan y violan, condenados públicamente al ritmo de un relato que nunca construyen porque ellos nunca están.
A quienes abusan nunca los vemos: siempre quedamos nosotros.
Franco Torchia. Se graduó en Letras en la Universidad de La Plata y durante sus primeros años de ejercicio del periodismo trabajó en temas culturales y en la Fundación Proa. Fue el guionista y la voz en off del programa televisivo “Cupido” que reunía, en cita a ciegas, a dos personas que, quizás, podrían formar pareja. Luego, se ha destacado por integrar el panel de “Intratables” y “Zapping”. Desde 2013 conduce “No se puede vivir del amor”, ciclo de diversidad sexual en Radio Ciudad. Casado con el periodista Tomás Balmaceda, Franco, a sus 39 años, apunta a saldar cuentas con el pasado. Y a animarse a hablar. Mientras lo intenta, no deja de hacer aquellas cosas que proporcionan placer: por ejemplo, leer, que no le da sueño sino que se lo quita. 

http://www.clarin.com/sociedad/Mundos_intimos-Abuso_infantil-Franco_Torchia_0_1408659268.html




jueves, 6 de agosto de 2015






TRAbAJO PRÁCTICO PARA EL DÍA 12 DE AGOSTO



VER LA PÁGINA 




https://chautabu.buenosaires.gob.ar/salud/

Elegir uno de los siguientes temas

a) a mi me paso
b) ¿Cuánto sabes de sexo?
c) Comparar métodos anticonceptivos
Traer un dibujo o una imagen  relacionado con el tema elegido.
Escribir una reflexión.






lunes, 27 de julio de 2015

ESI



Vimos 
http://www.encuentro.gov.ar/sitios/encuentro/programas/ver?rec_id=50907


Mejor hablar de ciertas cosas -  Educación Sexual.

La educación sexual integral, es la actividad que se organiza en la escuela , de acuerdo a las edades de los alumnos y permite :



  • Conocer mejor su propio cuerpo, respetando la intimidad propia y ajena.
  • Mejorar las relaciones interpersonales.
  • Asumir valores y actitudes responsables relacionadas con la sexualidad: el amor, la vida, la integridad de las personas, la solidaridad.
  • Conocer y respetar los derechos relacionados con la salud, la identidad, la no discriminación, el buen trato y la información segura y confiable.
Todo esto contribuye al aprendizaje sobre la igualdad de derecho entre varones y mujeres.
que los adolescentes puedan decidir con responsabilidad el momento del inicio de las relaciones sexuales.
Evitar los embarazos no deseados y las enfermedades de trasmisión sexual.
Puedan construir un análisis crítico sobre los distintos mensajes cotidianos en cuanto a la sexualidad (televisión, chistes,internet, etc). 
La ley nacional 26150 en las escuelas establece que es un derecho de todas las chicas y de todos los chicos.



Ley Nacional de la República Argentina Ley Nº 26150
 Ley Nº 26150 - Programa Nacional de Educación Sexual Integral Programa Nacional de Educación Sexual Integral Programa Nacional de Educación Sexual Integral - Poder Legislativo Poder Legislativo Nacional Nacional Ley Nacional sobre el Programa Nacional de Educación Sexual Integral - Poder Legislativo Nacional, Sancionada el 4 de octubre de 2006, promulgada el 23 de octubre de 2006 y publicada en el Boletín Oficial del día 24 de octubre de 2006 El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc. sancionan con fuerza de Ley: Programa Nacional de Educación Sexual Integral Artículo 1º - Todos los educandos tienen derecho a recibir educación sexual integral en los establecimientos educativos públicos, de gestión estatal y privada de las jurisdicciones nacional, provincial, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y municipal. A los efectos de esta ley, entiéndase como educación sexual integral la que articula aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos. Art. 2º - Créase el Programa Nacional de Educación Sexual Integral en el ámbito del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, con la finalidad de cumplir en los establecimientos educativos referidos en el artículo 1º las disposiciones específicas de la Ley Nº 25.673, de creación del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable; Ley Nº 23.849, de Ratificación de la Convención de los Derechos del Niño; Ley Nº 23.179, de Ratificación de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, que cuentan con rango constitucional; Ley Nº 26.061, de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes y las leyes generales de educación de la Nación. Art. 3º - Los objetivos del Programa Nacional de Educación Sexual Integral son: a) Incorporar la educación sexual integral dentro de las propuestas educativas orientadas a la formación armónica, equilibrada y permanente de las personas; b) Asegurar la transmisión de conocimientos pertinentes, precisos, confiables y actualizados sobre los distintos aspectos involucrados en la educación sexual integral; c) Promover actitudes responsables ante la sexualidad; d) Prevenir los problemas relacionados con la salud en general y la salud sexual y reproductiva en particular; e) Procurar igualdad de trato y oportunidades para varones y mujeres. Art. 4º - Las acciones que promueva el Programa Nacional de Educación Sexual Integral están destinadas a los educandos del sistema educativo nacional, que asisten a establecimientos públicos de gestión estatal o privada, desde el nivel inicial hasta el nivel superior de formación docente y de educación técnica no universitaria. Art. 5º - Las jurisdicciones nacional, provincial, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y municipal garantizarán la realización obligatoria, a lo largo del ciclo lectivo, de acciones educativas sistemáticas en los establecimientos escolares, para el cumplimiento del Programa Nacional de Educación Sexual Integral. Cada comunidad educativa incluirá en el proceso de elaboración de su proyecto institucional, la adaptación de las propuestas a su realidad sociocultural, en el marco del respeto a su ideario institucional y a las convicciones de sus miembros. Art. 6º - El Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología definirá, en consulta con el Consejo Federal de Cultura y Educación, los lineamientos curriculares básicos del Programa Nacional de Educación Sexual Integral, de modo tal que se respeten y articulen los programas y actividades que las jurisdicciones tengan en aplicación al momento de la sanción de la presente ley. Art. 7º - La definición de los lineamientos curriculares básicos para la educación sexual integral será asesorada por una comisión interdisciplinaria de especialistas en la temática, convocada por el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, con los propósitos de elaborar documentos orientadores preliminares, incorporar los resultados de un diálogo sobre sus contenidos con distintos sectores del sistema educativo nacional, sistematizar las experiencias ya desarrolladas por estados provinciales, Ciudad Autónoma de Buenos Aires y municipalidades, y aportar al Consejo Federal de Cultura y Educación una propuesta de materiales y orientaciones que puedan favorecer la aplicación del programa. Art. 8º - Cada jurisdicción implementará el programa a través de: a) La difusión de los objetivos de la presente ley, en los distintos niveles del sistema educativo; b) El diseño de las propuestas de enseñanza, con secuencias y pautas de abordaje pedagógico, en función de la diversidad sociocultural local y de las necesidades de los grupos etarios; c) El diseño, producción o selección de los materiales didácticos que se recomiende, utilizar a nivel institucional; d) El seguimiento, supervisión y evaluación del desarrollo de las actividades obligatorias realizadas; e) Los programas de capacitación permanente y gratuita de los educadores en el marco de la formación docente continua; f) La inclusión de los contenidos y didáctica de la educación sexual integral en los programas de formación de educadores. Art. 9º - Las jurisdicciones nacional, provincial, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y municipal, con apoyo del programa, deberán organizar en todos los establecimientos educativos espacios de formación para los padres o responsables que tienen derecho a estar informados. Los objetivos de estos espacios son:a) Ampliar la información sobre aspectos biológicos, fisiológicos, genéticos, psicológicos, éticos, jurídicos y pedagógicos en relación con la sexualidad de niños, niñas y adolescentes; b) Promover la comprensión y el acompañamiento en la maduración afectiva del niño, niña y adolescente ayudándolo a formar su sexualidad y preparándolo para entablar relaciones interpersonales positivas; c) Vincular más estrechamente la escuela y la familia para el logro de los objetivos del programa. Art. 10.- Disposición transitoria: La presente ley tendrá una aplicación gradual y progresiva, acorde al desarrollo de las acciones preparatorias en aspectos curriculares y de capacitación docente. La autoridad de aplicación establecerá en un plazo de ciento ochenta (180) días un plan que permita el cumplimiento de la presente ley, a partir de su vigencia y en un plazo máximo de cuatro (4) años. El Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología integrará a las jurisdicciones y comunidades escolares que implementan planes similares y que se ajusten a la presente ley. Art. 11.- Comuníquese al Poder Ejecutivo. Dada en la Sala de Sesiones del Congreso Argentino, en Buenos Aires, a los cuatro días del mes de octubre del año dos mil seis. - Registrada bajo el Nº 26.150 - Alberto E. Balestrini.- Daniel O. Scioli.- Enrique Hidalgo.- Juan H. Estrada. Decreto Nº 1.489/2006 Buenos Aires, 23 de octubre de 2006 Por Tanto: Téngase por Ley de la Nación Nº 26.150 cúmplase, comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese. KIRCHNER.- Alberto A. Fernández.- Daniel F. Filmus.


martes, 9 de junio de 2015

Información sobre VIH y sida






¿QUÉ ES EL VIH?

VIH significa: Virus de Inmunodeficiencia Humana.
Es un virus que afecta las células inmunitarias, encargadas de protegernos de las enfermedades.
Cada vez más personas CON VIH PUEDEN NO DESARROLAR SIDA. Hoy en día, incluso habiendo tenido sida, se pueden recuperar las defensas y llevar adelante una vida normal teniendo VIH gracias a la eficacia de los medicamentos.
El tratamiento no cura la infección pero hace que el virus se multiplique más lento y, por lo tanto, no destruya las defensas del cuerpo.



DIFERENCIA ENTRE VIH Y SIDA

No es lo mismo tener VIH que tener sida.
SIDA significa: Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida.
Es la etapa avanzada de la infección causada por el VIH.
El síndrome (conjunto de síntomas) aparece cuando el VIH debilita las defensas del cuerpo. Esta situación predispone a las personas a desarrollar las ENFERMEDADES OPORTUNISTAS, aprovechando la caída de las defensas.
Las enfermedades oportunistas son infecciones o tumores que se desarrollan en el contexto de un sistema inmunológico deteriorado.
Las principales infecciones oportunistas relacionadas con el sida se pueden agrupar en parásitos, hongos, bacterias, y virus.



¿CÓMO SE TRANSMITE?

El virus del VIH puede ser encontrado en líquidos y secreciones corporales (sangre, semen, líquido preseminal, secreción vaginal y leche materna). Cualquier práctica que permita el contacto de esos líquidos y secreciones corporales con las mucosas y el torrente sanguíneo (una herida abierta, por ejemplo) de otra persona puede causar infección por VIH.
Se transmite:
- Por tener relaciones sexuales anales, vaginales u orales SIN PRESERVATIVO ya que puede pasar a través del flujo vaginal, el líquido preseminal o el semen en contacto con los fluidos o las mucosas (tejido en el interior de la boca) de otra persona.
- Por compartir agujas, jeringas, máquinas de afeitar, alicates, piercings, agujas para tatuar o cualquier otro elemento cortante o punzante en general; compartir canutos que contengan sangre de una persona infectada también lo transmite.
- Por transmisión de madre a hijo. En caso de mujeres embarazadas con VIH se lo pueden transmitir al bebé durante el embarazo, en el momento del parto o durante la lactancia. Es lo que se llama Transmisión Vertical.

Es importante usar equipos y materiales descartables o esterilizados y respetando las medidas de Bioseguridad. Esto debe ser exigido tanto por las personas usuarias como por los trabajadores de la salud. Recibir una transfusión o tratamiento con sangre o productos sanguíneos de una persona infectada es muy poco frecuente en la actualidad. La transmisión por transfusión de sangre no controlada es muy baja, de alrededor de una persona por 150.000 habitantes. Si bien no es posible afirmar que en nuestro país no existe riesgo por transfusión de sangre, la probabilidad de infectarse con esta vía es muy baja.









¿CÓMO NO SE TRANSMITE?

El VIH no se transmite por besar, abrazar, compartir vasos, cubiertos, por compartir el mate, intercambiar ropa, por usar el mismo baño, la cama o la pileta.
No lo transmiten los mosquitos.
Tampoco el sudor o las lágrimas ni tampoco las relaciones sexuales en las que se usa correctamente el preservativo.



¿CÓMO SE PREVIENE?

Transmisión sexual
La única manera de prevenir la transmisión del VIH en las relaciones sexuales es usando correctamente el preservativo desde el inicio y hasta el final de todas las relaciones sexuales.
La infección por transmisión sanguínea se previene:
Evitando compartir equipos de inyección, canutos u otros instrumentos cortantes o que pinchen (como los que se utilizan para realizar tatuajes o aritos que no estén esterilizados)
Transmisión vertical (madre-hijo)
Es importante que la mujer embarazada y su pareja usen preservativo y realicen el test de VIH e ITS en el embarazo, ya que de esta manera se previene la posibilidad de transmisión de estas infecciones al bebé.
Cuando una mujer embarazada tiene VIH-sida el virus puede pasar a su bebé en tres momentos: durante el embarazo, en el parto y mientras le da el pecho
Existen tratamientos especiales para que el virus no pase al bebé que pueden variar en gran medida dependiendo si la mujer está tomando medicación o no.
Es importante usar el preservativo durante el embarazo para evitar reinfecciones.


http://www.msal.gov.ar/sida/index.php/informacion-general/vih-sida-its-y-hepatitis-virales/vih-sida